domingo, 20 de noviembre de 2011

Pensando en sonrisas II

La primera entrada de este blog hablaba de sonrisas. la imagen que el azar me regaló fue entrañable. Supe entonces que me encantaría esta experiencia y que el azar me iba a dar mas de una alegría.
No me equivoqué.

A pesar de la dureza con la que la vida los está tratando, sus sonrisas poseen riqueza, entusiasmo.
¿Hacia dónde estarán mirando?
¿Qué es lo que provoca sus sonrisas?

Da igual, yo sonrío con ellos y los abrazo en la distancia.

7 comentarios:

  1. Que linda sonarisa la de los niños!! Imgregnadas de inocencia y sinceridad.
    Son sonoras y bellas!

    Sawabona!

    ResponderEliminar
  2. bonitas sonrisas, acabo de entrar en el blog de un niño de la clase de mi hija se llama Manuel tiene 9 años y vino a España con 6 años, tiene una sonrisa preciosa y tuvo la suerte de ser adoptado.
    Un besote. Sidrina

    ResponderEliminar
  3. Es bello pensar en sonrisas, trae alegría.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Casi siempre es fácil hacer sonreír a un niño, porque tienen la esperanza en el alma y cualquier cosa les parece el milagro que esperan...
    Precioso, Cita.
    Un beso gigante ( o dos)

    ResponderEliminar
  5. Da igual del país que seas, da igual tu idioma o religión, todos reímos igual!!

    ResponderEliminar

Prueba suerte, lanza, quizá hoy sea tu día... ya debes saber como son las cosas del azar...