martes, 5 de abril de 2011

Monasterio de las Descalzas Reales

Llevo años viendo en una de las estanterías del salón de mi casa una colección de siete tomos de libros llamada "Maravillas de España". Nunca me dió por echarles un ojo, son de esas enciclopedias que decoran de foma magnífica, pero si todas sus páginas estuvieran en blanco nadie se daría cuenta.

Al azar he elegido una de ellas, la he abierto, también al azar y me he encontrado con esto (vaya por delante que no soy religiosa, pero me ha parecido un lugar interesante)


Es un edificio del Madrid renacentista, donde residieron durante muchos años los reyes de Castilla. Está situado a pocos metros de la Gran Vía. Recibe este nombre por manos de Dña. Juana, hija de los reyes, que decide fundar, por consejo de su confesor, un convento para retirarse de la vida cortesana.

Aquí algunas de las pinturas, también elegidas al azar, que habitan el monasterio.


"El balcón real" de Claudio Coello.

"El triungo de la eucaristía" realizado por remonbrados maestros tapiceros de Bruselas.

"La adoración de los pastores" Anónimo.

4 comentarios:

  1. El azar no es un encuetro. El azar es un escenario donde se producen encuentros. Asi que no puedo mas que estar de acuerdo contigo en que si ese encuentro se produce hay que hablar de él. Tienes todo mi permiso para hablar de mi blog, nuestro encuentro.

    mi beso

    ResponderEliminar
  2. Ahora vengo sobre tu entrada. Y no es causual que la casualidad sea la responsable de tu azar que es tambien el mio. Yo hago lo mismo que tú, y encuentro cosas maravillosas como acabas de hacer. En un libro cualquiera, el pasado y su esplendor. Pero ¿sabes? lo maravillos no se ve a simple vista, hay que tener la vista y las sensaciones entrenadas. El azar lo es todo, y es casi nada.
    mi beso

    ResponderEliminar
  3. es hay mucha historia q pasa inadvertida....día a día

    ResponderEliminar
  4. Está bien esto de darle espacio al azar.
    Me gusta.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Prueba suerte, lanza, quizá hoy sea tu día... ya debes saber como son las cosas del azar...